Borsh

El borsch es una sopa (o gazpacho) a base de remolacha, muy extendida por toda la zona rusa y el bloque soviético. Cada país lo fue moldeando según sus gustos, lo que derivó en muchos tipos de borsch diferentes, tanto calientes como fríos. Yo os voy a mostrar la opción fría.

Se suele acompañar con patatas, que se sirven aparte y que cada uno puede luego incorporar a la sopa al gusto, también se le puede añadir un huevo duro completo, le ponen también leche agria pero yo solo he utilizado el kéfir, a veces también lo hago añadiendo manzana verde e hinojo, que es súper digestivo, fresquita queda deliciosa.

Ingredientes para preparar el borsch

  • Una remolacha grande o 2 normales
  • 600ml aprox de kéfir
  • Un pepino mediano
  • Una cucharada de eneldo fresco troceado
  • Sal rosa del himalaya y si queréis un poco de pimienta rosa
  • Opcional patata cocida y huevo duro

¡A cocinar!

Si la remolacha es hervida, saltar este paso. Si no lo es, lavar pelar y cortarla en dados, cubrir con agua en una olla y cocer. Sacar y dejar enfriar, sin tirar el caldo de la cocción por si luego hubiera que utilizarlo.

Pelar el pepino y cortarlo en trozos pequeños.

Meter el pepino y la remolacha fría en el vaso de la batidora y batir hasta formar una mezcla homogénea, sin grumos. Si veis que cuesta mucho que se triture, añade un poco del agua de cocción de la remolacha.

En un bol añadir el kéfir la mezcla de pepino y remolacha y remover y añadir las especias.

En los platos o cuencos en que lo vayáis a servir, si lo vais a usar echad el huevo duro entero y añadir después la sopa, servir con la patata cocida. Decorar con el eneldo.

2018-06-26T21:08:59+00:00