El aceite de oliva es un nutriente medicinal

El aceite se remonta hasta las civilizaciones antiguas, es considerado como uno de los alimentos más importantes desde los tiempos los bíblicos. Es un elemento básico de la Dieta Mediterránea, en la que se reduce el consumo de carnes y carbohidratos en beneficio de más alimentos vegetales y grasas monoinsaturadas. El aceite de oliva extra virgen tiene compuestos anti inflamatorios, antioxidantes y numerosos macronutrientes saludables para el corazón.

Se ha comprobado que reduce las tasas de inflamación, las enfermedades del corazón, la depresión, la demencia y la obesidad.
El aceite de oliva se elabora a partir del fruto del olivo, que es naturalmente rico en ácidos grasos saludables. Hoy en día hay varios tipos de aceite de oliva en el mercado, incluyendo el aceite de oliva extra virgen, aceite de oliva virgen y aceite de oliva regular. Siempre siendo el virgen de 1º presión en frío el mejor de todos.

El aceite de oliva se compone principalmente de ácidos grasos monoinsaturados, el más importante de los cuales se llama ácido oleico. 

El ácido oleico es conocido por ser extremadamente saludable para el corazón y capaz de combatir el daño de los radicales libres (o estrés oxidativo), que como se sabe, tiene numerosas implicaciones para la salud. Esto es especialmente cierto cuando se compara con compuestos que se encuentran en aceites vegetales más refinados, grasas trans o grasas hidrogenadas. Las dietas ricas en aceite de oliva extra virgen, incluyendo la mediterránea, están asociadas con «una menor incidencia de aterosclerosis, enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer «, de acuerdo con muchas amplias revisiones de estudios clínicos. El interés más reciente se ha centrado en los compuestos fenólicos biológicamente activos presentes naturalmente en los aceites de oliva virgen. Los compuestos fenólicos del aceite de oliva tienen efectos positivos sobre ciertos parámetros fisiológicos, incluyendo lipoproteínas plasmáticas, daño oxidativo, marcadores inflamatorios, función plaquetaria y celular y actividad antimicrobiana.

100gs de aceite de oliva extra virgen, contienen:

  • 899 a 999 calorías. (es decir una cucharada sopera tiene casi 100 kcal! AL LORO)
  • 99.9 gms de grasa
  • Cero carbohidratos, azúcar o proteínas. 1 mg de zinc.
  • 1 mg de vitamina B1 (tiamina).
  • 1 mg de vitamina B2.
  • 1 mg de vitamina B6.
  • De una a cuatro cucharadas diarias parece ser el ideal a consumir para obtener los beneficios del aceite de oliva.

Protege la salud del corazón.

Las dietas altas en grasas monoinsaturadas reducen el colesterol LDL, elevan el colesterol HDL y reducen los triglicéridos mejor que las dietas bajas en grasas y carbohidratos. Gracias a los poderosos antioxidantes conocidos como polifenoles, el aceite extra virgen se considera un alimento antiinflamatorio y un protector cardiovascular. Cuando el sistema inmune de alguien comienza a luchar contra su propio cuerpo como resultado de una dieta pobre, el estrés u otros factores, se desencadenan respuestas inflamatorias que conducen a una inflamación peligrosa, que causa enfermedades 
El propósito de la inflamación es protegernos contra las enfermedades y reparar el cuerpo cuando sea necesario, pero la inflamación crónica es extremadamente perjudicial para la salud arterial, está relacionada con enfermedades del corazón, enfermedades autoinmunes y más. El aceite de oliva extra virgen  ayuda a revertir la inflamación. El aceite de oliva es beneficioso para bajar la hipertensión porque hace que el óxido nítrico sea más biodisponible, lo que mantiene las arterias dilatadas y claras. 

Apoya la salud del cerebro.

El cerebro está compuesto en gran parte de ácidos grasos y requerimos un nivel alto diariamente para realizar tareas, regular nuestro estado de ánimo y pensar con claridad. Al igual que otras fuentes de grasas saludables, el aceite de oliva se considera un alimento del cerebro que mejora la concentración y la memoria. ayuda a combatir la disminución cognitiva relacionada con la edad porque protege contra la inflamación, el estrés oxidativo y ADDL, proteínas que son tóxicas para el cerebro que pueden desencadenar la demencia o Alzheimer.

Ayuda a combatir el cáncer

Las aceitunas son de los mejores alimentos antioxidantes. Tanto las aceitunas como el aceite de oliva contienen cantidades sustanciales de compuestos que se consideran agentes anticancerígenos.

Puede ayudar a prevenir o tratar la diabetes

El consumo de grasas poliinsaturadas y / o monoinsaturadas (del tipo que se encuentra en el aceite de oliva) tiene efectos beneficiosos sobre la sensibilidad a la insulina y es probable que reduzca el riesgo de diabetes tipo 2. Mientras que los carbohidratos elevan el azúcar en la sangre al proporcionar glucosa, las grasas ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y regular la insulina. Incluso cuando comemos algo alto en azúcar o carbohidratos, la adición de aceite de oliva extra virgen  a la comida puede ayudar a reducir el impacto en el torrente sanguíneo, además de ser un potente energético PERO si no se realiza un trabajo físico aumenta la grasa corporal ya que no se consume esa energía, el equilibrio es lo ideal. El consumo de aceite de oliva es también una gran manera de sentirse saciado después de las comidas, lo que puede ayudar a prevenir los antojos de azúcar y comer en exceso que pueden conducir a complicaciones de la diabetes.

Combate los trastornos del estado de ánimo y la depresión

Las grasas saludables, incluyendo el aceite de oliva, tienen efectos hormonales, anti-inflamatorios que pueden prevenir la disfunción de los neurotransmisores.  Las dietas bajas en grasas a menudo están vinculadas a mayores tasas de depresión y ansiedad. El estado de ánimo o los trastornos cognitivos pueden ocurrir cuando el cerebro no recibe una cantidad suficiente de «hormonas felices» como la serotonina o la dopamina, mensajeros químicos importantes que son necesarios para la regulación del estado de ánimo, dormir bien y procesar el pensamiento.

Ayuda a equilibrar hormonas.

Cuando necesites equilibrar tus hormonas y reducir los síntomas relacionados con Síndrome Premenstrual, infertilidad o menopausia, es importante para tu dieta que incluyas muchos nutrientes y grasas saludables. El aceite de oliva suministra las grasas esenciales que pueden ayudar a regular las glándulas tiroides, suprarrenales y pituitarias. Todas esas grasas del aceite de oliva trabajan juntas para producir y equilibrar las hormonas sexuales. El aceite de oliva también proporciona beneficios esenciales con la vitamina E que ayuda a regular la producción de estrógeno. Por ello UNA CUCHARADA DE ACEITE DE OLIVA CON AGUA TEMPLADA EN AYUNAS ES UNO DE LOS MEJORES REMEDIOS PARA LA AMENORREA.

Ayuda con la pérdida de peso y la prevención de la obesidad.

Comer grasas saludables es un elemento clave para controlar el exceso de insulina, una hormona que nos puede mantener sanos o hacer ganar peso y mantener ese sobrepeso a pesar de que disminuyas calorías y hagas ejercicio. Las grasas son saciantes y ayudan a reducir el hambre, los antojos y comer en exceso además de acelerar el metabolismo y la quema de grasas.

POR ÚLTIMO, y como extra, quiero resaltar que en el año 2014, el Dr. Gary Beauchamp informó su descubrimiento sobre las propiedades del  aceite de oliva virgen extra (AOVE) que resultaron similares a las del Ibuprofeno.

El Dr Beauchamp informó que entre los compuestos fenólicos de los AOVES hay una sustancia, el Oleocanthal, con un efecto similar al de los antiinflamatorios no esteroideos, que se utilizan comúnmente en medicina, pero sin los efectos secundarios de los fármacos.

Está científicamente aceptado que el Oleocanthal, tiene los mismos efectos antiinflamatorios que otro inhibidor no esteroideo llamado Ibuprofeno pero sin los efectos secundarios de este medicamento ampliamente usado en la farmacopea mundial. Y ello tiene relación con la prevención de enfermedades reumáticas, alzhéimer, alteraciones cardíacas, respiratorias, etc.

2019-01-17T15:07:20+00:00