El deporte y la vitamina D

Todos los que me conocen saben que el sol y el deporte forman la base de mi terapia junto a la alimentación. La práctica deportiva al aire libre es fundamental, la vitamina D, producida en un 90% en nuestra piel por los rayos ultravioletas del sol y esto desarrolla la fuerza y la recuperación. Además la energía de la luz solar nos carga de positivismo junto a todas las hormonas que segregamos al hacer deporte es un combo de felicidad y de una buena condición física. De hecho los atletas que tienen bajos niveles de vit D siempre se sienten agotados o malhumorados.

La carencia de vit D se asocia a unos huesos frágiles y esto también afecta a nuestros músculos, sin embargo si tenemos buenos niveles de vit D aumentaremos la resistencia y la fuerza y disminuirán lesiones del sistema músculo-esquelético, muchos atletas se lesionan con fracturas tanto directas e indirectas como por estrés o fatiga. Algo que se evitaría con la suplementación de vit D. por otra parte sentiremos menos fatiga y niveles más bajos de presión arterial y de cortisol, la hormona del estrés, lo que se relaciona con un aumento de la resistencia. aumentará la fuerza isométrica de las piernas, velocidad y del salto vertical y reduce atrofia muscular en las fibras tipo II. Mantiene el balance de hormonas esteroideas (especialmente aumento del nivel de testosterona). Aumenta la velocidad de recuperación de la fuerza muscular después de entrenos intensos o temporada alta de competición.

Cabe mencionar que los minerales ligados a la contracción muscular son el calcio y magnesio, si tenemos mala absorción del primero, tendremos peores huesos y menor contracción, ya que el reclutamiento de fibras requiere también del magnesio por su papel en el  nivel sistema nervioso/ neurológico. También la necesitamos para la absorción del calcio y ayuda a regular los niveles de fósforo, dos elementos esenciales para la fortaleza de los huesos y en la transmisión de los impulsos nerviosos que controlan la frecuencia cardiaca y la contracción muscular.

Recordar que es un potente antiinflamatorio y que refuerza el sistema inmune, algo que para un atleta es fundamental ya que lleva a su cuerpo a un estrés oxidativo considerable. La vitamina D le previene de lesiones, sobrecargas y enfermedades neurodegenerativas y autoinmunes e infecciosas en el sistema nervioso y el sistema inmune respectivamente.  La falta de Vitamina D puede convertirse en un factor de riesgo para los deportistas profesionales y para los que practican deporte como ocio, sobre todo aquellos que lo hacen en espacios cerrados o que su situación geográfica no les proporciona las horas necesarias de sol al día.

Mi recomendación, una dieta equilibrada y deporte al aire libre junto a la suplementación si fuera necesaria.

2019-08-01T14:52:57+00:00