Espagueti de calabaza con mozzarella ahumada

Espagueti de calabaza con mozzarella ahumada, ya sabéis que me encantan los espagueti de calabacín pero en la variedad está el gusto y probé de hacerlos con el rallador y una calabaza cacahuete, no ha sido tarea fácil pero quedan riquísimos!!! Los deje macerando en limón y aceite de orégano y romero, los saltee junto a los cherry, los retire del wok y añadí la mozzarella ahumada, que si no la habéis probado os la recomiendo encarecidamente, es una delicia! Como siempre, la compre el @BHG SUPERMERCAT DEL MON que importan directamente de Italia.

Se acerca el otoño, el invierno y con ello la temporada de calabazas, su color naranja siempre es sinónimo de beta-caroteno o provitamina A, un nutriente antioxidante que acaba con los radicales libres y eso se traduce en aumento de nuestras defensas, contiene gran riqueza vitamínica, todas ellas antioxidantes, la C y la E, proporciona licopeno, el mismo pigmento antioxidante del tomate, como veis es perfecta en la prevención de enfermedades degenerativas. Su contenido vitaminas del grupo B, (B2 y B6 y ácido fólico) mejora el metabolismo de las grasas y ch. Entre sus minerales destacan el potasio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el zinc, pero el mayor de ellos el MAGNESIO, tan importante para nuestro sistema cardiovascular y nervioso, sus semillas tienen mucho zinc, fundamental para el sistema inmune y la virilidad, hipertrofia benigna de próstata, prevención del cáncer de próstata, infertilidad (oligospermia).

Es perfecta para los niños, el zinc y el magnesio les relajan, mejora el aprendizaje y el seguimiento escolar, el triptófano en las semillas también relaja el sistema nervioso y favorece el sueño. Con lo cual mejora la ansiedad, estrés, depresión, insomnio.

Entre sus propiedades es muy desintoxicante, por ello es adecuada para cistitis, prevención de cálculos renales, retención de líquidos, insuficiencia renal.  Calma problemas digestivos e intestinales, estimula al páncreas, su alto contenido en fibra arrastra la glucosa al intestino y lo hace un buen alimento para los diabéticos, a pesar de tener un índice glucémico elevado (el IG cuanto más alto, más eleva el azúcar en nuestra sangre), pero el bajo contenido de carbohidratos en calabaza compensa su alto valor IG, sus azúcares se absorben lentamente y no sobrecargan el páncreas, lo que resulta en un menor efecto sobre el azúcar en la sangre.

Un buen alimento para las embarazadas,  tiene muchísimo ácido fólico, es muy diurética, esto la hace perfecta para evitar retención de líquidos, la obesidad y la formación de cálculos renales. Un plato de puré nos aporta pocas calorías y numerosos micronutrientes esenciales!!  Muy rica en fibra, es saciante y favorece el tránsito intestinal para prevenir o revertir el estreñimiento, muy adecuada para gastritis, úlcera gastroduodenal, estreñimiento, parásitos intestinales.

Por otra parte: La calabaza disminuye la absorción de la grasa en las arterias y de esta manera la posibilidad de que se adhiera, ayuda también a nivel biliar y hepático y de riñones, con ello fluidifica la sangre y mejora la circulación, además es uno de los mejores remedios para mejorar la piel y la visión por su contenido en vitamina A. Un puré de calabaza, cúrcuma y jengibre es un combo que relaja, previene y alivia inflamaciones, desintoxica el cuerpo, acelera el metabolismo, ayuda con la digestión, aumenta el ánimo, la quema de grasas… ES UN PURÉ MÁGICO!

Curiosidades:

Al parecer, la planta calabacera, pariente botánica del melón, el calabacín, la sandía y el pepino, tuvo su origen en la zona entre Guatemala y México, donde hace unos diez mil años se consumían variedades silvestres que tenían poca pulpa y sabor amargo.

Pero los agricultores americanos fueron seleccionando las semillas hasta conseguir un alimento dulce y aromático. Se convirtió en un patrimonio tan esencial para los nativos que algunas tribus norteamericanas enterraban a sus muertos con calabazas, acaso como reserva de alimento y protección para el más allá. De ahí su decoración en Halloween!!!

Como remedios de viejas:

Compresas con zumo de calabaza, ayudan a tratar quemaduras o erisipelas o herpes. Hacer friegas con la pulpa junto con aceite de oliva es muy bueno para combatir dolores del reuma. Tajadas de calabaza cruda en la cabeza calma la migraña o jaqueca.

2018-10-14T19:09:39+00:00

Leave A Comment