Gachas de avena con claras de huevo

Porridge o gachas de avena es un desayuno típico británico que va cada día ganando más adeptos en nuestro país, porque en Europa ya está más que instalado. Ha venido para competir con nuestras clásicas tostadas de aceite y jamón! Un desayuno completo y muy saciante.

*si queréis reducir las calorías podéis cambiar la leche por agua, y las claras por proteína en polvo para dar saborcito!  lógicamente cada uno pone la cantidad de avena o cebada y el topping que escoja acorde a su plan alimenticio!

Ingredientes para preparar las gachas:

  • Leche vegetal o rebajado con agua (como hago yo, en este caso es leche de avellana y arroz)
  • Copos de avena
  • 2 claras de huevo
  • Frutas como topping o polen, semillas granola…especias al gusto

Preparación:

Pon en un cazo el agua y la leche y ponlas a fuego lento. Agrega la avena, la vainilla, la canela, y remueve la mezcla hasta que espese (serán solo unos minutos) Añadimos las claras pasado ese tiempo y ya fuera del fuego. Lo hacemos poco a poco, echándole en forma de hilo y sin dejar de remover para evitar que se cuaje a trozos. Puedes añadirle miel ECOLÓGICA o polen de abeja, en esta época del año es muy adecuada, también lo son los frutos rojos ricos en antioxidantes y las semillas con minerales, vitaminas, ácidos grasos.

La revolución del porridge está aquí.

La clásica papilla de avena se cuela en nuestras conversaciones, brunch o desayunos de trabajo. Los beneficios de esta mezcla cremosa y con múltiples combinaciones son bastante amplios.

El porridge:

Regula el apetito gracias a su aporte de fibra.

Es una gran fuente de energía para empezar el día.

Aporte calcio y fósforo. Cuida tus huesos y favorece la recuperación muscular.

Fuente de vitamina A (antioxidante, contribuye a la salud de la vista, células y tejidos).

Reduce el colesterol.

Contiene siete aminoácidos esenciales, vitaminas ( A, B1, B2 y E.) y minerales (hierro, zinc, magnesio, potasio y calcio) por tanto ayuda a ganar masa muscular.

Ácidos grasos omega 6: Ayudan a disminuir los niveles de grasa en sangre.

Es un desayuno perfecto para realizar previo a un entrenamiento intenso. Si no vas a realizar ejercicio quizá sea demasiado calórico (Hay 149 calorías en un bol de Porridge (sin añadir frutas ni siropes), cada 100 gramos 389 calorías. Desglose de Calorías: 17% grasa, 70% carbh, 13% prot.). Te ayuda a controlar el hambre a lo largo del día, aumenta la sensación de saciedad (gracias a su gran aporte en fibra) y al tratarse de hidratos de carbono complejos evita los picos de glucemia. También regula el tránsito y más si se acompaña de semillas!

2018-12-28T12:46:23+00:00

Leave A Comment