Manejando el conflicto

El conflicto parece ser parte de nuestras vidas. Parece estar alrededor de todos nosotros. Está prevalente tanto en comunidades como en el escenario familiar y mundial. Lograr sobrevivir siendo diferente, teniendo valores, personalidad, felicidad y no morir en el intento sin parecer un bicho raro que se separa de este planeta… es difícil pero la vida se trata de eso, de tropezar con otros de vez en cuando!

Nos identificamos a nosotros mismos con muchas cosas: nuestros cuerpos, nuestra ropa, nuestra personalidad, nuestro trabajo, nuestra pareja, nuestras historias… La mayoría de las personas también se identifican con sus creencias y percepciones o pensamientos. Tendemos a creer que nuestra forma de ver el mundo es la visión correcta de la realidad, y las cosas cambian mucho en función de cómo las veas, lo que tú ves desde un lado tu pareja lo puede estar viendo desde el otro o desde abajo… Por ello es importante NO JUZGAR, respirar antes de dejarnos llevar por esas fuertes emociones o pensamientos arraigados firmemente en nuestra mente, pensamientos rígidos que nos hacen esclavos de palabras que muchas veces no queríamos decir, simplemente brotan de nuestra boca como si nada pudiese frenarlas. Yo era de esas personas, posiblemente aún lo soy, pero estoy practicando la observación, la templanza y el dejar que mi fuego interior amaine antes de hablar (no siempre lo consigo)

Me he dado cuenta de que pasamos mucho tiempo con gente y conocemos o creemos que conocemos a los que nos rodean pero no nos conocemos nada a nosotros mismos…habéis visto el anuncio de ikea? Pues algo así! Deberíamos tomar más atención a nuestros sentimientos y cogniciones, aprender a identificar emociones y no dejarnos llevar por ellos. Y eso estoy haciendo yo, especialmente en el último año, he descubierto que los pitta somos tremendos en muchas ocasiones!

La gente de naturaleza pitta tiene tendencia a identificarse excesivamente con sus percepciones. El fuego en la mente es capaz de quemar la falsa ilusión y siempre saca la verdad, en otras palabras no saben callarse lo que piensan. Esto ocurre cuando la mente es perfectamente clara y el individuo es puramente sátvico. Como la mayoría de las personas no son puramente sattvicas, hay una cierta distorsión de lo que una persona de naturaleza pitta percibe.

Cuando los pitta conciben sus percepciones como reales, esto puede llevarlos a tener sentimientos intensos, de hecho es el dosha más extremista e intenso de todos. Cuando estas percepciones son conflictivas con las de otros, se puede experimentar la ira, teniendo en cuenta que pitta te persigue hasta que le das la razón, si él piensa que la tiene, lo hará hasta el día del juicio final. La ira genera acciones conflictivas: en un bar genera una pelea; en la familia, un argumento; en organizaciones políticas, cartas airadas. Gran parte de la sociedad maneja la cólera de manera «civilizada» con demandas judiciales (menos mal que existen los kapha que son templanza pura).

No obstante debe haber mucha rabia, ya que hay una gran cantidad de demandas judiciales. En la conciencia colectiva de un país, la rabia se maneja en forma de guerra. En el microcosmos de nuestra propia vida, todas las acciones perjudiciales (físicas o no) adoptadas por la rabia/enfado y la frustración es una expresión de nuestra naturaleza guerrera. Pitta es guerrero. Cree que siempre está en lo correcto, la guerra se convierte en un conflicto pasional y se piensa auto-suficiente.

Los guerreros vivos para la lucha justa. Guerreros de vivir para estar en lo cierto. Guerreros de destruir lo correcto. Es decir, hasta que despierten.

Sin embargo no somos tan malos, cuando pitta se vuelve más sátvica (normalmente con la madurez), la mente se vuelve clara y percibe la verdad más alta. A veces olvidamos que cada persona crece, aprende, evoluciona y toma las mejores o peores acciones en las diferentes estaciones de su vida y a su ritmo. Realmente no creo que nadie se despierte y se diga a sí mismo: «Soy un(a) chico(a) malo(a), ¿cómo puedo putear al prójimo hoy?». Bueno en realidad seguro que este tipo de gente existe! Pero tengo la fe de que la gente racionaliza sus acciones con un criterio que les hace sentirse bien consigo mismos y sobretodo les de STATUS (verse bien ante los demás). La gente normalmente cree en su propia retórica y creen que tienen razón y esa es la principal razón de infelicidad de este país!

Después de una maduración y de dejar el ego a un lado, la persona sátvica tipo pitta decide permanecer por encima de maya (el juego de la conciencia) y no se involucra con su enemigo en peleas, es decir no pierde energía. Para ellos, no hacerlo es sólo negar la verdad que ven con tanta claridad, «Tat Twam Asi» significa «tú eres eso», al final solo nosotros somos nuestro propio enemigo. Cuando hacemos daño a alguien seguimos en la rueda de la vida, la muerte y el sufrimiento.

En ausencia de la ira, de cabreos de ansiedad…encontramos amor, felicidad, compasión, diversión… Estos buenos ratos y momentos actúan como un limpiaparabrisas según conducimos por la carretera de la vida, nos ayudan a afrontar las tormentas sin perder de vista nuestro camino. Es cuestión de conocerse a uno mismo. A partir de ahí todo será claro.

Si quieres vivir en paz y feliz, empieza por TI MISMO!

2019-01-21T19:24:36+00:00