Mito 1 el peso

La frase “me he estancado, estoy cogiendo peso, la báscula dice…” resuena una primavera y otra en mi cabeza. La mayoría de estas personas tienen una manía persecutoria con la báscula y los números, acaban convirtiéndose en esclavas de dietas hipocalóricas que solo las llevan a tener un estado de salud cuestionable, si, con cuerpos “delgados”, al menos visualmente pueden parecerlo, pero si les midieramos la grasa más de una se sorprendería del porcentaje tan alto que tienen pesando tan “poco”!! Personas con una sarcopenia preocupante y niveles de grasa bastante altos, de hecho las analíticas de estos obesos sarcopenicos suelen ser más alarmantes que las de los obesos “visuales”, alteradas tanto a nivel endocrino como de colesterol y triglicéridos, lo que no saben es que hay cambios metabólicos y endocrinos sin retorno y que la cosa se puede tornar más grave de lo que piensan y a veces sin retorno.

Partamos de la base de que una mujer no debería pesarse si está bajo supervisión de un nutricionista. Si eres un atleta profesional o una modelo de pasarela que por circunstancias X (de forma más saludable o menos, no estoy discutiendo eso) tienes que estar en un peso, pues entiendo que tengas que estar más pendiente de este dato, pero sea como sea hay que tener en cuenta de que peso estamos hablando, ¿de masa grasa o masa magra?

Tanto hombre como mujer entrenado y activo tiene un peso elevado aunque aparentemente no lo parezca, esta es la razón por la que la medida del IMC está totalmente descatalogada, siguiendo las pautas de esto, atletas de 90kg serían obesos, sin embargo tienen un porcentaje de grasa muy bajo y un porcentaje de masa magra y ósea muy elevado, porque el deporte no solo hace crecer los músculos, también refuerza los huesos haciéndolos más pesados. Con lo cual, si una persona lleva una dieta rica en nutrientes, que son los ladrillos y el hormigón para construir, y activa la maquinaria a través de una disciplina deportiva nos da como resultado es un físico fuerte y resistente, si esta práctica se alarga en el tiempo, la grasa va disminuyendo a medida que la masa magra aumenta ya que esta aumenta muchísimo nuestro metabolismo ¿Puede empezar una dieta chica sedentaria, sin formas y sin trabajo muscular con grasa y celulitis en 54kg y al cabo de un año estar 56kg pero con un aspecto atlético y saludable? OBVIAMENTE ESE DEBERÍA SER EL RESULTADO, si el trabajo se ha hecho bien por supuesto! (es un ejemplo las variables son infinitas) No obstante quiero recalcar que para el sistema endocrino de una mujer lo peor que se puede hacer, son dietas tan restrictivas o locuras varias sacadas de revistas, dietas sin nutrientes ni ácidos grasos esenciales, que no solo destruyen su parte femenina, también su mente y su sistema nervioso, recordemos que el cerebro es prácticamente grasa con lo cual una dieta restrictiva puede ser fatal para este. Y no hablemos del daño emocional y la lucha constante por estar delgada, por pasar hambre, por no verse bien… es un auténtico calvario.

Es por esta razón por la que no dejo pesarse a mis chicas, hasta que no aprenden a valorar que cada kilo que aumentan de masa magra es algo MUY positivo, no podemos obsesionarnos con un peso ideal porque en este caso más es mejor, más masa, más consumo de calorías en reposo, más salud, más bonito, más apretada y tonificada…Por el contrario perder peso sin entrenar y haciendo locuras solo te hará sentir inmensamente fatigada (imposible entrenar ni pensarlo siquiera) y el peso que pierdas lo recuperarás por la teoría del SET POINT, que es el esfuerzo que hace el cuerpo para regresar a su peso anterior, por supuesto TODO de grasa, por ello las personas que siempre están a dieta restrictiva van aumentando progresivamente de peso cada año, pierden 10 recuperan 12, pierden 8 recuperan 10… y si a eso le sumamos que la masa muscular que han catabolizado por el camino no la van a recuperar. Al final llegas a los treinta y pico con el problema “antes perdía peso haciendo cualquier dieta y ahora no…” tú solita has conseguido que tu cuerpo deje de perder peso y llegue a sufrir el síndrome metabólico o peor aún, tumba metabólica. Entonces después de haber explicado esto, os recomiendo que busquéis una actividad y un equilibrio en vuestra dieta, para así no solo conservar masa muscular, sino aumentarla y con ello aumentar el metabolismo basal. Además, poder comer de todo es un regalo que en Europa gozamos, pero en muchas partes del mundo pasan hambre y no porque ellos lo elijan. España es prevalente en obesidad, pero tiene la otra cara de la moneda con la creciente y desorbitada prevalencia de TCA (trastorno de la conducta alimentaria) también son muchos los hombres afectados por esta obsesión, incluso niños, escucho a niñas de 10 y 12 años preocupadas por si están más o menos gorditas, niñas que adoptan manías y costumbres que ven en casa, como privarse de comer, mirarse 100 veces al espejo… la cosa es preocupante y va en aumento, no entiendo en qué momento alguien impuso como canon de belleza a una escuálida sin masa muscular ni grasa ni ninguna gracia, solo piel y huesos. Fijémonos en las venus. Son hermosas y carnosas. Una mujer DEBE TENER CURVAS! Si quieres un cuerpo bonito empieza por hacer sentadillas y después una dieta equilibrada con todos sus nutrientes, no pases hambre, se sufre en el gimnasio y se disfruta a la mesa, aprendiendo a alimentarte con comida real.

2019-06-19T20:49:43+00:00