Primavera y menopausia: cómo combatir los cambios emocionales (salud) igual deberíamos hacerlo en dos partes no se tu misma!!



La menopausia se da entre los 45 y 55 años, es el cese de la capacidad reproductiva. Con el agotamiento de los óvulos también se cesa la producción de estrógeno y progesterona, esto deviene cambios físicos, emocionales y bioquímicos como la subida del colesterol. Cada mujer tiene unos síntomas y lo vive de una forma, influyen mucho sus hábitos, país y cultura. Pero en ninguno de los casos son síntomas sencillos,  unas les afecta de forma más física y a otras de forma emocional, ahora en primavera todos ellos se pueden exacerbar, por ello me gustaría aportar un poco de luz sobre este tema. A vosotras pediros que guardéis más tiempo para vosotras mismas y a los que rodean a la mujer menopáusica recordarles que es una reina y que está en un momento de retro inspección interior, debemos ser pacientes, cariñosos y cuidadosos con ellas.

Hablemos de la menopausia. Se divide en perimenopausia, empiezan los desequilibrios menstruales y los sofocos.  De ahí se pasa a la premenopausia, donde empiezan a saltar algunos ciclos y a acentuarse algunos síntomas. Cuando pasan más de doce meses desde el último ciclo, se puede decir que la mujer ha entrado en la menopausia. Durante esos 12 meses los síntomas disminuyen pero por la falta de estrógeno aumenta el riesgo de osteopenia o enfermedad cardiaca, una vez se llega a la menopausia se acentúa muchísimo síntomas como depresión, irritabilidad, pérdidas de orina, pérdida de cabello, ensanchamiento de cintura, migrañas, pérdida del deseo sexual, sofocos, trastorno del sueño, cambios en la piel volviéndola más frágil, alteraciones músculo-esqueléticas, trastornos de equilibrio, sequedad vaginal, ganancia de peso… con ello mayores problemas de seguridad y autoestima, entrando en un ciclo muy negativo. La menopausia afecta al sistema nervioso central y neurodegenerativo, pensamientos negativos acompañados de una dieta desequilibrada falta de vit B, magnesio, calcio y ácidos grasos derivara en una depresión. Acompañada del aumento de peso y celulitis aumenta la ansiedad por comer y ello empieza un círculo vicioso. Por ello el amor propio, sentirse guapa, dedicarse ratitos de belleza y meditación es ESENCIAL durante esta etapa.

Siempre disminuye más la progesterona que el estrógeno por ello es una época muy delicada en la que se deben cuidar MUCHO los hábitos ya que hay mayor riesgo de sufrir cáncer de mama u otras enfermedades. Evitar los productos químicos, los disruptores endocrinos, las comidas en plástico, las grasas trans o hidrogenadas, azúcar y aumentar el consumo de fibra y productos frescos y crucíferas ricas en DIM. Cada mujer tienen un cese distinto de hormonas, las que reducen el estrógeno gradualmente apenas se enteran, sin embargo las que entran en menopausia por una cirugía lo sienten con mucha fuerza.

Una detoxificación de hígado e intestino con la dieta mediterránea semivegetariana, aumentar el consumo de vit K, vitamina D y calcio…da prioridad a verduras de hoja verde especialmente las coles, brócoli y espinaca y come sardinas y calamar, especias muy altas en calcio: tomillo seco, el eneldo, la mejorana, la salvia, el orégano, la menta y la albahaca seca. Una dieta rica en fitoestrógenos ayudan a modular la actividad estrogénica, siendo eficaz para tratar la sintomatología sin reemplazo hormonal químico y reduciendo los niveles de colesterol.

Aprovechando la llegada del calor, os propongo un cóctel de potencia fría, rico en vitaminas y carotenos, mejorará la sintomatología a la vez que lucirás una piel lustrosa. Zumo de zanahoria zumo de ½ limón zumo de cilantro, de este último 2 cucharadas serán suficientes. El cilantro es una planta de potencia fría que os refrescará muchísimo, podríais añadir una cucharada de aloe vera natural para rizar el rizo, con un efecto muy positivo sobre vuestra piel y sistema digestivo, además de ser un potente antiinflamatorio y digestivo. A nivel ayurvédico podríais añadir shatavari para armonizar.

El riesgo de osteopenia es mayor en las mujeres consumidoras de leche. Una mujer activa ha construido unos huesos fuertes a lo largo de su vida ya que los huesos se forman durante la adolescencia, si se ha practicado deporte y comido de forma equilibrada no tendremos problemas. Si hemos consumido demasiados lácteos, vida sedentaria, fumadoras, consumidoras de corticoides, dietas acidificantes y azúcar. Esta enfermedad esta casi asegurada. Para mejorarla lo ideal es practicar deporte, tomar vitamina D, alimentos ricos en minerales especialmente calcio y vit K. NO TOMAR CALCIO si no es recomendado por un especialista.

Más remedios para los sofocos:

Masaje circular en el abdomen con aceite esencial de salvia o manzanilla. Si estás muy sofocada puedes poner a tus cremas unas gotas de aceite esencial de romero o menta o lavanda y untarte bien antes de dormir para evitar sofocos durante la noche o darte un baño en con unas gotas de estas esencias y agua tibia o duchas tibias y después te pones los aceites.

Decocción de manzanilla, milenrama y de naranjo amargo o infusión de milenrama, caléndula (o mezcla de ambas) o sauzgatillo, regaliz, trébol rojo, valeriana, menta o menta piperita, lo ideal bien frías.

Poner apio a las ensaladas e incluso algunas hojas de menta, los procedentes de la soja como tofu, yogures de soja, brotes de soja…te he puesto bastantes carotenos antioxidantes y vitamina C para controlar estos sofocos también.  Sobretodo esencias tipo mentol eucalipto o lavanda, darse baños tibios o poner unas gotitas de estas en las cremas y dar masajes ascendentes. 

Hierbas para mejorar la menopausia y sus síntomas

LÚPULO:

CONTIENE FITOESTRÓGENOS (ergyflavona) Es una planta trepadora, originaria de Japón que, debido a su poder antioxidante, antiinflamatorio y cardioprotector, se utiliza en productos medicinales para prevenir enfermedades relacionadas con el envejecimiento celular. Reduce los sofocos y otros síntomas de la menopausia como la excesiva sudoración, el insomnio, el nerviosismo y los vértigos.

CIMIFUGA: 

Esta planta originaria de Norteamérica, cuya acción estrogénica se ha comprobado clínicamente, tiene un efecto regulador hormonal y actúa como sedante contra la ansiedad y la tensión nerviosa. En un 80% de los casos puede aliviar los sofocos y mejorar los síntomas menopáusicos. También se recomienda contra sequedad vaginal y depresión. 
MACA ANDINA: Contribuyen a reducir el cansancio, la depresión y sobre todo la falta de deseo sexual. Está contraindicada en caso de hipertensión arterial y problema de tiroides. Tampoco se debe tomar, si se realiza una terapia hormonal de sustitución o de anticonceptivos hormonales. Ginseng  los diferentes tipos de ginseng puede ayudar a mejorar la calidad de vida de la mujer durante la menopausia. El ginseng se ha sabido por mucho tiempo para mejorar la energía y el estado de ánimo y ayudar a mejorar el sueño.

DONG QUAI: 

Se trata de una hierba china muy utilizada para los problemas hormonales femeninos por poseer propiedades fitoestrogénicas, analgésicas, antiespasmódicas y como tónico vascular. Es contraindicada en caso de hipertensión. Pero mejora mucho los sofocos

ACEITE DE ONAGRA:

 Este aceite es rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados. Su contenido en fitoestrógenos alivia algunos síntomas de la menopausia, como sofocos, sequedad en las mucosas y retención de líquidos. No se recomienda en casos de epilepsia u otros desórdenes del sistema nervioso, enfermedades mentales, desórdenes de coagulación y en tratamiento previo a cirugías.

ISOFLAVONAS:

Son contenidas en el trébol rojo y otros vegetales como la soja y sus derivados. En general, los isoflavonas ayudan a disminuir los sofocos, fatiga, sudor nocturno o cambios en el estado de ánimo. Sin embargo, ha sido demostrada su contraindicación en mujeres con trastornos de la glándula tiroides, así como en cualquier proceso tumoral, ya que pueden contribuir a la proliferación celular. LAS ISOFLAVONAS: mejoras la mayoría de síntomas, entre 40-80mg de isoflavona tiene un efecto beneficioso tanto a nivel cardiovascular, óseo, sofocos y en el estado anímico.

Raíz de regaliz:

ejerce efectos similares  los estrógenos, reduce la grasa corporal y tiene un impacto positivo sobre el metabolismo de la testosterona. También ayuda a reducir la depresión menopáusica.

Los suplementos de DHEA pueden aliviar los síntomas de la menopausia

Los niveles naturales de DHEA comienzan a disminuir en el cuerpo de una mujer en torno a la edad de 30 años Algunos estudios han encontrado los suplementos de DHEA puede ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia, tales como bajo deseo sexual y los sofocos.

Hierba de San Juan

La hierba de San Juan es bien conocido para el tratamiento de la depresión leve y controlar los cambios de humor. Sin embargo, el suplemento herbal podría tener otros beneficios para las mujeres en la menopausia. Existe alguna evidencia que muestra la hierba cuando se combina con el cohosh negro puede mejorar el estado de ánimo y aliviar los cambios de humor de la menopausia.

Wild Yam

Suplementos y cremas a base de ciertos tipos de ñame silvestre se utilizan a menudo como alternativa a la terapia hormonal de reemplazo para las mujeres en la menopausia. Algunos de los compuestos naturales contenidos en el ñame salvaje son bastante similares a los estrógenos y la progesterona, pero se necesitan más estudios clínicos para asegurar su seguridad y eficacia.

 La vitamina D

La vitamina D es tan importante como el calcio para tener huesos saludables. Sin la vitamina D, el cuerpo no puede absorber el calcio y la mayoría de los adultos necesitan 600 UI diarias. VER MI VIDEO SOBRE BENEFICIOS VIT D!

El trébol rojo

Contiene estrógenos vegetales naturales que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia. MUY ADECUADO!

Calcio

Para las mujeres que pasan por la menopausia, la pérdida ósea puede ser un problema grave. Debido a que los niveles de calcio reducen después de la menopausia, es importante tener suficiente de él a través de la dieta o mediante suplementos. PERO ANTES DE NADA SE DEBEN ELEVAR RATIO VIT D

Linaza

La linaza puede ser bueno para aliviar los sudores nocturnos que vienen con la menopausia. El aceite de linaza y linaza puede ser útil para algunas mujeres con síntomas de menopausia leves.

Cohosh negro

El cohosh negro es uno de los más estudiados de todos los suplementos para las mujeres menopáusicas. Varios estudios han encontrado que el suplemento sea útil, sobre todo con los sofocos, pero otros estudios no encontraron beneficios. Debido a que tomar el cohosh negro puede ser arriesgado, lo mejor es consultar con su médico antes de tomarlo.

2019-04-14T06:56:08+00:00

Leave A Comment