Super bebida

SUPER BEBIDA casera que se consigue germinando trigo, alfalfa, quínoa o centeno en agua.  Este fermento tiene múltiples beneficios ya que se consigue una bebida probiótica, purificadora y desintoxicante. Un fermento, es un  alimento pre digerido, esto quiere decir que las proteínas ya están descompuestas en aminoácidos y los carbohidratos en azúcares simples como dextrinas y sacarinas: nutrientes que son rápidamente asimilados por el cuerpo con poco gasto de energía.

¿CUALES SON SU BENEFICIOS?

  • Regula la digestión y ayuda a digerir los alimentos gracias al alto contenido de enzimas.
  • Ayuda a reducir los gases
  • Mantiene limpio el colon y estimula el crecimiento de bacterias beneficiosas y elimina toxinas.
  • Desinflama el sistema digestivo. Calma colitis, gastritis e hinchazón.
  • Fortalece el sistema inmune

CÓMO SE PREPARA

Con puñado de alfalfa, lentejas, trigo sarraceno, quínoa o cualquier otra semilla cruda, saldrán los germinados como la que vino en la caja de @DIETBOX de este mes. Remoja las semillas toda la noche. Escurrelas y deja germinar 2 días, pon las semillas en un tarro de cristal grande.  

Añade agua: 2 veces la cantidad de las semillas.

Cubre el frasco con una gasa o servilleta y deja fermentar a temperatura ambiente durante 24h. Escurre el líquido y conservar refrigerado.

Puedes usar las mismas semillas otra vez para preparar una segunda y última tanda, empezando otra vez desde el paso 4. Es una muy buena opción para batir alimentos, para hacer batidos, por ejemplo, porque su contenido en vitamina E actúa como antioxidante, no dejando que los alimentos pierdan propiedades.

Es una bebida muy sencilla de hacer, con múltiples propiedades para reforzar el sistema inmune, sobre todo en épocas de frío, pudiéndolo tomar también los niños y niñas. Si queréis darle más vida a vuestro desayuno podéis acompañar esta bebida de cereales ecológicos o algunos superfoods como…

Quinoa, semillas de chía y maca

La quinoa es uno de los «superfood» más famosos en la actualidad. Se lo conoce como el “grano madre” de los incas. No contiene gluten, por lo que las personas celíacas pueden introducirlo en su dieta sin ninguna preocupación. Además, tiene un bajo índice glucémico y contiene los ocho aminoácidos esenciales, lo que permite formar y reparar tejidos (como huesos y músculos), así como la producción de enzimas, hormonas y neurotransmisores.

Las semillas de chía eran utilizadas por los aztecas y mayas como fuente de energía para las travesías prolongadas. Los pueblos originarios las combinaban con maíz. Es la mejor fuente de ácidos grasos omega 3, vitaminas del complejo B, minerales como fósforo, potasio, magnesio, hierro, aminoácidos esenciales. Se recomienda remojarlas en agua, así se digieren mejor y se absorben todos los nutrientes, y agregarlas a licuados, jugos, leche, yogures o consumirlas en ensaladas. Chía, las semillas llenas de energía

 La maca es una planta herbácea que crece en la sierra central del Perú. Es energizante y regula la función endocrina. Mejora la resistencia al estrés, la fatiga y estimula la función cerebral. Se recomienda consumirla en su forma más natural, orgánica y no en comprimidos. Se pude agregar a licuados, jugos, leches, yogures o mezclada con vegetales, sopas o caldos. Furor por la maca, el viagra de los Inca

Té matcha y espirulina

El té verde matcha es una variedad de té japonés, más potente como fuente de nutrientes y proteínas y aún más rico en antioxidantes (polifenoles) que el té verde convencional.

Se caracteriza por ser un té verde molido, de manera que a diferencia de otros tipos de té verde, éste se presenta y se vende en forma de polvo.

La espirulina es una microalga de color verde, fuente de proteínas, nutrientes, vitaminas y minerales. Es especialmente eficaz en casos de anemia, desmineralización y agotamiento. Ayuda a recuperar la forma física, la energía y la vitalidad y a desintoxicar el organismo.

2019-04-22T16:39:53+00:00

Leave A Comment