Tardasana o postura de la montaña

A ti, mujer valiente, mujer luchadora que haces de cada día una lucha teniendo por bandera a tu sonrisa. A ti, mujer de ojos color fortaleza que con tu mirada transmites la sensibilidad que sientes hacia la vida y hacia todos los que te rodean.

Cada batalla es un propósito para continuar a pesar de las tormentas,  recuerda que estás llena de amor, valentía y grandeza. Si amiga mía, así somos, mujeres valientes, y no porque no tengamos miedo, sino porque a pesar de todo SEGUIMOS ADELANTE y ahí se encuentra la grandeza, en la capacidad de resurgir de nuestras cenizas como ave fénix. 

Por ello aunque a veces nos tropezamos, nos encabronamos, lloramos, nos dan mil parraques, a pesar de nuestras ansias de quererlo todo, a pesar del día a día, de lo que nos pesa…somos capaces de salir a escena un día tras otro e intentar dar lo mejor, a veces más a veces menos pero el secreto está en no rendirse, en valorar el conjunto y no solo los pequeños detalles o “peros”.

El motor de tu vida eres tú misma, debes aprender a respetarte amarte y serte fiel, a no castigarte cuando lo único que buscas es amor y comprensión, se tu mejor amiga pues tienes y tendrás defectos incomprensibles para muchos pero que mas te da?? Sé na guerrera, camina sola y siéntete orgullosa de no ser perfecta!! Valora y aprecia tu día a día, memoriza esos momentos que te regala lo cotidiano, agradece cada amanecer con una enorme bocanada de aire y dibuja una sonrisa antes de salir de la cama. Mírate al espejo y recuérdate cuanto te quieres, cálzate y refuerza tus valores e ideales antes de salir un nuevo día  A LUCHAR POR LO QUE QUIERES!!

Empecemos por las posturas que mas empoderan la energía femenina…LETS YOGA!

Tadasana o postura de la montaña.

Te ayuda a sentir “el suelo bajo tus pies”, es decir, a sentirte estable y sostenido. Digamos que es un buen comienzo.

Vrkasana o postura del árbol.

Para crecer necesitamos tener raíces fuertes.  Refuerza tu confianza en ti.

Utthita Trikonasana o postura del triángulo.

Alarga y fortalece tu columna vertebral, flexibiliza los músculos de la espalda, tonifica piernas y mejora la función del hígadoriñones y el bazo. En el plano psicológico, fomenta determinación y fuerza de voluntad.

Virabhdrasana II o guerrero II.

Confianza en nosotros mismos y en nuestra capacidad de movernos en el mundo sin ayuda de nadie. Esto nos da un sentimiento de poder y seguridad en nosotros mismos.aquí estoy ante el mundo, sin temor, preparado para todo aquello que me depare la vida.”

Utthita Parsvakonasana o postura del ángulo lateral extendido.

CREAR ESPACIO. Crear espacio también para nuestras emociones: en lugar de tratar de desterrar o ignorar las emociones negativas, darles espacio, darles cabida en nuestro ser. Forman parte de nosotros. Aceptar que existen, no nos hace más débiles sino todo lo contrario. Aprender a contemplar nuestras emociones, a observarlas sin juzgar, nos da una sensación de cierto control, nos permite no sentirnos desbordados por ellas. Ayuda aaceptarnos como somos, con nuestras luces y sombras.

Utthita Ardha Chandrasana o postura de la media luna.

Alivia la depresión y ayuda a las mujeres con menstruaciones abundantes. El equilibrio es fundamental para nuestra salud física y mental. Los excesos, en un sentido o en otro, son agresiones a nuestro cuerpo y mente, y por tanto van en contra del principio de ahimsa.

Prasarita Padottanasana o flexión hacia delante con las piernas separadas.

Ayuda a calmar los nervios y la mente. Alivia el dolor de cabeza y combate la depresión suave. Favorece la introspección, nos permite pasar unos instantes con nosotros mismos, contemplándonos, conociéndonos.

Adho Mukha Svanasana o postura del perro mirando hacia abajo.

Excepcional para combatir la depresión, mejora la circulación y calma la mente.

Balasana o postura del niño.

La postura del niño es calmante y rejuvenecedora. Podemos aprovechar este recogimiento para revivir la sensación de calma y protección de cuando estábamos todavía en el vientre materno.

Setu Bandha Sarvangasana o postura de puente.

Al acercar la barbilla al pecho, ejercemos una suave contracción en la garganta (jalandhara bandha) que ayuda a equilibrar la función de la glándula tiroidea y paratiroidea. Como todas las flexiones hacia detrás o extensiones de espalda, alivia la depresión leve y te da energía.

Urdhva Dhanurasana o postura del arco hacia arriba.

sensación de ligereza y de poder al mismo tiempo, y por tanto, aumenta la confianza en nosotros mismos.

Bharadvajasana o torsión simple.

Esta torsión suave, masajea los órganos reproductivos, da energía a las glándulas adrenales y tonifica los riñones.

Sirsasana o postura sobre la cabeza.

Esta postura ayuda a equilibrar tu sistema endocrino, mejora el riego sanguíneo en el cerebro energiza todo el cuerpo. Aporta sentimiento de logro, que repercute en una mejora de la autoestima.

Halasana o postura del arado.

Tigual que sirsasana, equilibra el sistema endocrino. Es la postura adecuada cuando necesitamos relajarnos profundamente y disfrutar de un momento de calma. Nos ayuda a mitigar la irritabilidad y la ansiedad y mejora la confianza en nosotros mismos.

2019-09-17T17:40:49+00:00