A quien madruga Dios le ayuda

A quien madruga Dios le ayuda

¿Conocéis el libro “el club de las 5 de la mañana”? Estaría bien que muchos le echaran un vistazo. Todos los que me conocéis sabéis que mis biorritmos naturales son de 5 de la mañana a 22-23h, madrugar es algo innato en mí, sin embargo cada vez es un habito menos popular y creo que un pequeño esfuerzo marcaría una gran diferencia en nuestra vida y en nuestro día a día. ¿Nos quejamos de que no tenemos tiempo y a medida que pasan los años nuestra vida se va llenando de más y más obligaciones, haciendo que cada vez tengamos menos tiempo para disfrutar de aquello que nos hace felices y nos permite crecer, pero y si madrugamos un poquito para aprovechar ese tiempo tan valioso? Tiempo para construir y perseguir tus sueños.

Ya sé que no disfrutáis madrugando, que es muy duro. Y que el ruido del despertador te resulta lo más desagradable del día.

Empieza el día ganándole la lucha a tu yo interior. Tu mente gana la batalla y las cosas comienzan con un buen subidón. Y normalmente solo pueden mejorar, de hecho,  las personas exitosas del mundo son madrugadoras. Es sencillo, si antes te levantas, más tienes hecho. Los madrugadores son personas más proactivas. Básicamente porque tenemos más tiempo a lo largo del día. Pero madrugar no significa dormir poco, en España tenemos unos horarios de comidas muy malos, la tv cada vez más tarde y eso afecta gravemente a la salud y la productividad del país. Debemos irnos a dormir antes y amanecer antes. Dormir poco, a la larga, no hay cuerpo que lo resista.

Cuando amanece, nuestra presión arterial aumenta y cesa la secreción de melatonina. La temperatura del cuerpo empieza a elevarse, así como la glucosa. Además el cortisol tiene su pico más alto. Es decir, el organismo comienza a prepararse para un nuevo día. Y este es el mejor momento para levantarse. En cambio, por la noche se produce el efecto contrario, disminuyendo la respiración y el ritmo cardíaco. Según el ayurveda debemos amanecer antes de la salida del sol.

Si a estos beneficios fisiológicos le sumamos que por las mañanas temprano es el momento más productivo, de mayor eficiencia, en donde harás las cosas mejor y más rápida.

Tras dormir bien por la noche, tu cerebro está bien cargado y preparado. Tomas mejor decisiones, haces mejores planes y consigues muchas más metas, todo ello acompañado de un maravilloso y apreciado Silencio. Llegas pronto al trabajo, evitas atascos de camino, no suene tu teléfono, nadie te interrumpe. Tienes tiempo para leer, escribir, comprobar, … Realizas muchas actividades antes de empezar el día, para luego tener tiempo para disfrutar saliendo con los amigos, ir al cine o disfrutar de tu familia.

La universidad de Texas demostró que los estudiantes que se levantaban temprano obtenían unos mejores resultados. Por las mañanas, el cerebro no está cansado y asimila mejor la información. Incluso se hacen estudios en niños a los que no se les permite hacer deberes más allá de las 8 de la tarde. Si necesitan más tiempo, los levantan a las 6 de la mañana y son capaces de realizarlos con mayor facilidad y menos esfuerzo en un corto espacio de tiempo. Probablemente el impacto que tiene madrugar en tu salud mental sea uno de los beneficios de los que menos se habla. Las primeras horas de tu día y cómo las pasas están directamente relacionas con cómo transcurrirá el resto del mismo y, a largo plazo, cómo irá tu vida. Evita problemas mentales como las depresiones, la ansiedad o el estrés. Mejora tu estado de armonía y tu equilibrio físico, mental y espiritual.

Que hacer antes de las 9 de la mañana:

  1. Actividad física.

Si quieres estar dentro de las personas más sanas, motivadas y exitosas del mundo, necesitas crear el hábito de hacer ejercicio. Si no cuidas tu cuerpo, otras áreas de tu vida se verán afectadas.

Ya lo sabes, antes de empezar a trabajar, antes de las 8 de la mañana, haz ejercicio. Esto es algo que todas las personas deberían hacer.

  1. Toma una ducha de agua fría.

El reconocido orador motivacional, inversionista y autor Tony Robbins, es famoso por sumergirse en una piscina helada cada mañana. Incrementa el metabolismo y es beneficioso para el sistema inmune y circulatorio.

Esto es más fácil escribirlo que hacerlo, pero yo sinceramente no puedo pasar sin mi ducha helada cada mañana.

Lo difícil es hacer que tu cuerpo asimile el choque térmico, pero si controlas tu respiración y le das tiempo a tu piel para adaptarse a la temperatura del agua en solo unos segundos habrá terminado el dolor.

  1. Consume suficiente proteína vegetal o animal.

La proteína es esencial para la vida. Proporciona los bloques de construcción de los tejidos, órganos, hormonas y enzimas de tu cuerpo. Este macro nutriente es crucial para construir y mantener la masa muscular. También aumenta la sensación de saciedad, por lo que es tan importante obtener suficiente proteína cuando estás limitando tus calorías para alcanzar un objetivo de pérdida de grasa.

  1. Trabaja en tus objetivos.

Las cosas más importantes en tu vida deben ser hechas antes de las 8 de la mañana, es el momento ideal para hacer tus listas de objetivos y meditarlos.

Esas cosas importantes son las más difíciles y por consiguiente son precisamente las que tiendes a dejar para después o en el peor de los casos, a evadir. Y no querrás seguir haciendo eso.Por eso es necesario que aprendas a manipular tu fuerza de voluntad y hacer las cosas difíciles e importantes antes de las 8 de la mañana.

  1. Edúcate.

Uno de los hábitos más comunes entre los hombres más exitosos del mundo es la lectura. Bill Gates lee 50 libros al año y Warren Buffett devora enormes informes financieros todos los días. Yo personalmente me descargo audiolibros mientras entreno o cuando salgo a correr

Recuerda que la gente común busca entretenimiento. Las personas extraordinarias buscan educación y aprendizaje.

2019-12-24T09:09:49+01:00

Leave A Comment