Asma y ayurveda

Desde el punto de vista de la medicina Ayurveda, el asma no comienza en los pulmones sino en el sistema digestivo.

Desde el pensamiento de la medicina ayurvédica, el “fuego interno” o fuerza vital básica, es básico para paliar los efectos del asma. Pensemos que si existen dificultades digestivas y mala absorción de nutrientes, “Es como poner un tronco grande en una fogata con una llama pequeña, lo más probable es que el tronco no se prenda por sí solo” y esto genera mayor obstrucción y desequilibrio que se propaga hasta los pulmones.

Tanto el asma “seco”, como la tos seca, sin moco, comienza en el intestino, mientras que la forma húmeda del asma, con moco al toser, comienza en el estómago. Esta es la razón del por qué el tratamiento debe ser abordado  desde los alimentos que ingerimos.

El objetivo es utilizar los alimentos para introducir calor en el sistema digestivo y estimular el fuego digestivo (Agni).  Los ayunos y una dieta con restricción calórica son ideales en estos casos, deberíamos añadir durante una semana un 1/8 de cucharadita de nuez moscada mezclada con ½ taza de suero de leche (diluido al 50% con agua), que se toma tres veces al día. Suero de leche, porque es fermentado, proporciona calor en el estómago (en comparación a la leche, que es considerada como alimento “frío”, difícil de digerir y el peor enemigo del sistema respiratorio), mientras que la nuez moscada aumenta la absorción de nutrientes. Otro alimento recomendado en épocas de brotes asmáticos es tomar esa infusión y kitchari o arroz rojo o integral o basmati mezclado con ghee, comino, hinojo y jengibre; estas especias picantes aumentan el fuego y mejorarían la absorción.

Después de una semana la digestión mejorará notablemente, necesitamos depurar y crear espacio dentro del cuerpo para evitar esos “taponamientos”.  Poco a poco se irán introduciendo otros alimentos, siempre mezclados con jengibre para mejorar su digestión.

Hay hierbas tónicas que mejoran el sistema inmune y la fuerza interior como por ejemplo: shatavari, bala, regaliz y ashwagandha. Para fortalecer el sistema inmune y respiratorio, hay una jalea fantástica llamada chyawanprash, preparada a partir de una fruta llamada amla, mezclada con especias y hierbas.

Otra hierba que me encanta en estos casos es el triphala, una fórmula Ayurveda común, laxante, a base de hierbas para el colon. Para normalizar las evacuaciones: tomó un ¼ de cucharadita de polvo de triphala tres veces al día y hingwastika, otra fórmula tradicional ayurveda, que también se le dio (1 cápsula, 3 veces al día) para estimular la función digestiva. El objetivo es limpiar el cuerpo y ambas hierbas son purgativas. Si por otra parte añadimos especias de acción caliente (picantes) a la comida, conseguiremos reducir la formación de moco. En caso de estar muy saturados de moco o flema o falta de oxígeno, es muy recomendado además ayunar durante el día y si la persona es constitución vata recomiendo tomar caldos elaborados con carne y huesos.

Una vez depurado el cuerpo, se van añadiendo de nuevo los alimentos más “pesados” a la dieta, es decir, los más difíciles de digerir y poco a poco llevar una dieta basada en alimentos reales con menor cantidad de proteína y por supuesto de lácteos. Cabe destacar que en caso de tener algún exceso, especialmente si no se digiere de forma adecuada, brotarán de nuevo los síntomas del asma.

En este caso recomiendo un buen ayuno seguido de dos o tres días de Kitchari para ayudar a normalizar la digestión. Kitchari, consiste en dividir frijol mungo y arroz basmati, lenteja, soja… pueden ir combinándolos, cocinado con especias y mantequilla clarificada (ghee). En el próximo artículo pondré la receta del kitchari aunque tenéis un video en mis redes donde lo podéis ver paso a paso.

Pero no todo es ingerido, es fundamental practicar pranayamas, para ayudar a liberar los pulmones, para dar más control sobre la respiración y además también estimular la digestión. Otro buen remedio que se debería incluir en la rutina diaria es Nasya, que para cualquier problema respiratorio es muy adecuado. Se trata de aplicar una pequeña cantidad de aceite de sésamo en sus fosas nasales para ayudar a normalizar la respiración y limpiar las fosas en profundidad así como hidratarlas, muy importante en casos de rinitis. Es igual de importante comer poco a poco en un ambiente tranquilo, masticando la comida completamente y, en general creando un ambiente positivo para comer, añadiendo: oración, agradecimiento o meditación breve o pranayamas, además de una infusión de jengibre con pizca de sal rosa antes de la comida para aumentar agni. “En Ayurveda, decimos que es más importante la forma de comer que lo que se come, incluso, comer buena comida de forma inadecuada crea problemas digestivos”.Ayurveda es la medicina tradicional de la India, basada en muchos siglos de uso empírico. Su nombre significa ayu = (vida) + veda (Conocimiento), implica que es una medicina holística que se basa en principios espirituales. Ayurveda describe tres tipos de metabolismo, constitución y tipos de cuerpo (doshas), en combinación con los elementos básicos de la naturaleza. Estos son vata (aire y éter / intestino grueso), pitta (fuego y agua / intestino delgado) y kapha (agua y tierra / estómago). Los médicos ayurvedas utilizan estas categorías (las cuales incluyen aspectos psicológicos) como base para la prescripción de fórmulas individualizadas de hierbas, dieta, masaje, respiración, meditación, ejercicio, posturas de yoga y técnicas de desintoxicación.

2019-11-11T16:31:05+00:00