Doshas salud…¿Y qué comemos?

Si sueles leer este blog ya deberías saber que dosha eres, he hablado de los doshas, las estaciones, los alimentos….pero que momento de la vida se correlaciona con que dosha y que alimentos debemos aumentar o disminuir? 

Bien, antes de continuar, cada alimento tiene unos elementos que lo formas igual que los doshas, con lo que si por ejemplo la cayena es fuego, un pitta que es elemento fuego no debe abusar de ella, ya que generara un desequilibrio por exceso de fuego, entendéis? Bien, entonces buscaremos un equilibrio nutricional en basa de la época de la vida y de nuestro dosha dominante. 

Al final es tan sencillo como una suma matemática, comer bien+ de forma consciente HOY= será tu salud de MAÑANA. La salud no es una manera estática del ser, sino una expresión dinámica que fluye del bienestar óptimo.

PRIMEROS AÑOS DE VIDA.

Desde el nacimiento hasta la pubertad, nuestros cuerpos están creciendo rápidamente. Nuestra fisiología está diseñada para ayudarnos a conseguir un cuerpo completo y fuerte al crecer. 

Durante esta primera fase de la vida, el cuerpo necesita que los alimentos sean muy nutritivos, los alimentos deben ser pesados y contener abundancia del elemento tierra, tales como la leche, los frutos secos y los granos; los cuales son muy importantes porque que apoyan la construcción del tejido corporal. Sin embargo, el exceso de estos alimentos puede ser contraproducente para un kapha dominante. Por eso algunos niños tienen sobrepeso, entonces es MUY importante que los niños aprendan a no excederse y a comer equilibradamente. Aun así, rara vez, las comidas REALES hacen que los niños sufran de sobrepeso, es la comida chatarra y procesada y los dulces uno de los principales responsables, que aunque sean ricos en elemento tierra son los culpables del aumento de peso. El elemento tierra acumula tejido. Durante la infancia, es importante elegir las formas saludables del elemento tierra que serán consumidas y llevadas al cuerpo.

Según el Ayurveda, durante la primera fase de la vida se está más expuesto a condiciones mucosas causadas por tomar demasiados procesados. En la segunda fase de la vida se es más propenso a las enfermedades de la tensión a medida que se trabaja duro para lograr las metas. Durante la tercera fase de la vida, se es más propenso a las enfermedades de deterioro. Que se aceleran más por vivir sin armonía durante la vida.

La primera fase de la vida es un tiempo de aprendizaje, siendo la actividad ideal para los niños y la sociedad en general y estando en ritmo con este aspecto de la naturaleza. No obstante, es el momento ideal para animar a los niños con insistencia y los más pronto posible para que practiquen karma yoga. En pocas palabras, los niños no deben trabajar por una recompensa material sino por la experiencia y por amor. Es mejor si la motivación para trabajar proviene de un deseo de servir en lugar de ser recompensada. El niño que se cría en armonía con el ritmo de la naturaleza está mejor preparado para entrar en la segunda fase de la vida.

Kapha

La característica de las personas con constitución Kapha es su fuerza, resistencia y aguante.

El dosha Kapha reside en el pecho, así como en los senos paranasales, cabeza, garganta, nariz, pulmones, articulaciones, boca, estomago, linfa y plasma. Los Kapha tienden a producir mucosidades, las mucosidades son un buen lubricante en la proporción adecuada pero en exceso pueden producir congestión. Los desequilibrios más comunes son gripes, sinusitis, depresión, lentitud, peso excesivo, diabetes, edema y dolores de cabeza.

Las personas Kapha pueden hacer mucho ejercicio, toleran ejercicios más intensos y de larga duración. Comparado con los otros dosha, pueden hacer ayunos sin ningún problema.

Las comidas deben de enfatizar los sabores picantes, astringentes y amargos. Debes de mantener tu consumo de grasas y alimentos grasos bajo control (hablamos de grasas saludables, las saturadas ni verlas).  Evitar los alimentos y las bebidas frías, mejor escoger productos calientes, ligeros y secos. Puedes comer en abundancia vegetales frescos, hierbas y especies. Consume carbohidratos complejos, aportan fibra, minerales y vitaminas B, manteniendo tu bomba de insulina activa. Algunos ejemplos de este tipo de carbohidratos son cebada, mijo, centeno, amaranto, quínoa, trigo sarraceno, salvado de avena y avena.

Lo ideal es evitar los lácteos y sustituirlos por otras opciones vegetales. Las legumbres son una buena opción ya que tienen proteínas sin las grasas. Evita dulces y cantidades excesivas de pan. Para los kapha no es necesario beber grandes cantidades de agua.

Esto no significa que lo tienes que seguir al pie de la letra y eliminar alimentos reales, sino ver cómo responde tu cuerpo a ciertos alimentos, si te sientes mejor o peor. 

EDAD ADULTA

Ayurveda describe la segunda fase de la vida como el tiempo de acción y servicio o contribución a la sociedad, la etapa de pitta, donde los pitta dominante destacan por encima de la media. Después de haber sido debidamente alimentados de niños, nuestros cuerpos y mentes DEBERIAN ser capaces de realizar de sus trabajos de manera óptima. 

Durante esta fase, cuando el cuerpo deja de crecer hasta los 50 años de edad (fisiológicamente, espiritualmente no tenemos limites) si estamos en un estado de salud optimo, no deberíamos tener problemas para superar cualquier obstáculo del día a día, en este momento deberíamos ser plenamente capaces de expresarnos sin las limitaciones de un reto físico o psicológico. Por ello en esta etapa es importante tener un objetivo, aspiraciones, deseo de ser útil… De esta manera fluimos con los ritmos de la naturaleza. Con el fin de sostener el cuerpo, es importante reconocer que ahora necesita menos alimento, ya que los tejidos del cuerpo no están en crecimiento. Durante esta fase de la vida, es muy importante tomar porciones más pequeñas durante las comidas, de otra forma solo generamos pesadez, obstrucción, sobrepeso y un largo etcétera de problemas que menguan nuestras capacidades. Como la mayoría de la gente se encuentra comiendo en exceso durante esta etapa, especialmente por culpa del estrés, es importante basar la dieta en alimentos saludables, pero más ligeros, no son lo mismo 200kcal de galletas que de manzanas, por ello durante esta fase, la proporción de verduras y frutas debería aumentar en la dieta.

La segunda fase de la vida es un tiempo de servicio. Es el momento de tomar decisiones. La preparación del niño es crucial para que crezca sano y energético. Los adultos jóvenes sanos están motivados a expresarse en el mundo y, al hacerlo, contribuyen a la vida de los demás. El adulto joven y sano está dispuesto y listo para trabajar duro.

Hoy en día por desgracia tenemos muchos adolescentes y veinteañeros que no están preparados para un mayor desarrollo, tratando de permanecer en la primera fase de la vida, una etapa cómoda donde son atendidos, esto es síntoma de un desequilibrio y no es ideal ni sano. Siendo así, el niño que no ha sido adecuadamente preparado durante la primera fase, aún con los beneficios de la preparación, continuará en la entrada de la fuerza de trabajo al no estar listo.

Pitta

Las personas Pitta se caracterizan por su determinación, fuerza de voluntad, energía e iniciativa. En general tienen una digestión espectacular por la cantidad de fuego que albergan. Este dosha se encuentra en el estómago, hígado y en el intestino delgado, así como en los ojos, piel, sangre, glándulas sudoríparas y la grasa. Los problemas más comunes son problemas hepáticos, ulceras, hernias hiato, fiebre, mal genio, frustración, celos, erupciones, úlceras cutáneas, inflamación o irritaciones (conjuntivitis, colitis o dolor de garganta).

Las comidas deben de enfatizar los sabores dulces, astringentes y amargos. Escoger comidas refrescantes, sobre todo en climas cálidos, con una gran variedad de comida cruda, muchísimas frutas y verduras. La comida caliente es mejor comerla durante el invierno, a los pitta nos hace sudar a mares cualquier liquido caliente y puede llegar a desequilibrarnos igual que lo hacen el exceso de grasa saturada y peor aún TRANS, cafeína, sal, alcohol, carnes rojas y picantes. Estos alimentos se consideran productores de calor y pueden irritar a los Pitta. Con los únicos que debemos tener cuidado es con los tomates y la papaya. Los vegetales de hoja verde son una buena opción para darle a los Pitta el toque amargo que necesitan en sus comidas, espinaca, acelga, brotes, berza, berros, hojas de nabo y el perejil.

Las especies juegan un papel muy importante en la alimentación de los Pitta. Algunos ejemplos son el comino, cilantro, azafrán, eneldo, hinojo, menta, perejil, canela, cardamomo, cúrcuma, pequeñas cantidades de pimienta negra y sal. Es mejor evitar el ajo (a mí me flipa y sé que me va fatal, especialmente para meditar pero no puedo eveitarlo)

Está bien consumir leche, queso cottage, quesos suaves pero con moderación. Es mejor dejar a un lado los quesos maduros, crema agria y el yogurt, ya que generalmente tienen un exceso de grasas, sal y son agrios. Los granos enteros relajan y aterrizan a los Pitta; cebada, trigo, arroz integral o rojo o nerone o mijo, avena. La mayoría de las legumbres son una buena opción, excepto las lentejas.

Los Pitta necesitan consumir un poco más de proteína que otras constituciones, sin embargo se deben de alejar de las carnes rojas. Otras buenas opciones son la soja, claras de huevo, tofu y queso cottage. Los pitta somos el dosha dominante con más demanda física y que solemos ser los más activos.

Los mejores endulzantes para este dosha son la miel de maple, malta de cebada, azúcar y miel fresca. Las mejores grasas son el ghee o AOVE.

TECERA EDAD

 La tercera y última fase de la vida es el tiempo de reflexión, donde precisamente el dosha dominante es vata, al que más le cuesta dejar quietos a sus pensamientos. No obstante es el momento de reflexionar sobre la vida pasada y todo lo que hemos aprendido de ella, el momento de ser maestro y no discípulo, de ser generoso con nuestro conocimiento. Podemos pasar tiempo meditando, practicando la contemplación y realizar trabajo voluntario ayudando a los que aún están en la primera o segunda fase de la vida. Durante esta fase de la vida, los tejidos del cuerpo empiezan a deteriorarse preparando al cuerpo, mente y espíritu para la transición final, por ello es tan importante el trabajo interior durante esta fase, alejando las patologías o desequilibrios mentales, es un momento para alimentar a nuestro espíritu. 

Para prolongar la vida, es importante apoyar el tejido nutritivo comiendo alimentos ricos en el elemento tierra. Esto no se hace con el fin de cultivar tejidos nuevos, sino más bien para mantener lo que ya existe y ralentizar el proceso de envejecimiento. Es natural que el apetito tienda a disminuir durante esta fase. Por lo tanto, se debe comer pequeñas cantidades tres a cinco veces por día, como veis la dominancia de vata es clave, picotear poco, pensamientos desordenados, irregularidad en tránsito…incluso para los que no son vata dominante esta época de la vida es fluctuante.

La tercera fase de la vida es un momento de reflexión. Si un anciano se ve obligado a trabajar en sus años más tardíos, la consecuencia será un sufrimiento adicional. Si trabaja duro después de la edad de 65 años está fuera del ritmo de la naturaleza. El tiempo de reflexión se retrasa y puede haber poco tiempo para enseñar y compartir lo que ha aprendido. Un cuerpo que trabaja duro en los últimos años se deteriorará con mayor rapidez. Es hora de que la sociedad apoye a nuestros ancianos y provea para ellos, por lo menos, las necesidades básicas que les permitan la reflexión y el compartir. A cambio, nuestros mayores se convierten en nuestros maestros.

Vata

Las personas con constitución Vata se caracterizan por ser nerviosos y movidos, tienen mentes rápidas y son muy creativas. Uno de los objetivos de la dieta para este dosha es estabilizar ese movimiento.

El principal lugar donde habita este dosha es en el colon, al igual que en el cerebro, orejas, huesos, articulaciones, piel y muslos, por ello las enfermedades mentales aparecen en la tercera edad que es el mayor desequilibrio de vata. Los desórdenes más comunes son las flatulencias, hinchazón abdominal, tics, dolores articulares, piel seca, pelo seco, uñas quebradizas, problemas nerviosos, constipación, confusión mental o caos. 

Para equilibrar a este dosha las comidas deben de estar equilibradas en dulzor, acidez y sal.

Evitar la comida extremadamente fría y las bebidas frías. Los alimentos crudos, fríos o congelados, empeoran a los vatas, así como la comida seca. Los vatas necesitan comida caliente e hidratada, de preferencia con muchas especies. Por ejemplo, sopas calientes, bebidas calientes y un plato de arroz con un poco de aceite o mantequilla.

Minimizar la ingesta de comida cruda, especialmente manzanas crudas y alimentos pertenecientes a la familia de las coles (brócoli, coliflor, kale, coles de Bruselas, col). La comida cruda, por lo general es fría y necesita de mayor energía para ser digerida. Si quieres comer estos alimentos que las porciones sean pequeñas, las ensaladas aderézalas con aceite y vinagre y siempre en estaciones o climas cálidos, nunca en invierno.

Los granos enteros cocinados y calientes ayudan a aterrizar a los vatas. Por ejemplo arroz basmati, arroz integral, arroz salvaje, avena y demás cereales. El pan con levadura y el azúcar causan gases en los vata, así que es mejor escoger opciones como tortitas, pan árabe y pan sin levadura. 

Consumir pequeñas cantidades de legumbres, ya que son causantes de flatulencias, la ideal es la lenteja roja. Lo mejor es que siempre estén calientes, como una sopa de lentejas rojas.

Los lácteos, sobre todo calientes, tienen un efecto relajante en los vatas.

La fruta es buena, siempre y cuando sea dulce, húmeda, bien madura y no sea una manzana, pera, arándano, sandía o fruta seca. Lo ideal es consumirlas solas, antes de una comida y no mezclarlas con otros alimentos.

Las drogas, el azúcar y el alcohol pueden desequilibrar a un vata. La mayoría de los dulces son bien tolerados por los Vata, pero el azúcar puede ser un estimulante excesivo y normalmente les va bastante mal consumirla.

Ayurveda es una ciencia de entender las leyes de la naturaleza, que NO SON NEGOCIABLES. El paso por nuestra vida es tan solo una de las leyes de la naturaleza. Los que viven una vida al ritmo de la naturaleza según su edad y si lo hacen con gracia, tienen una gran paz mental. El conocimiento de los ritmos de la naturaleza puede ayudar a guiar a cada uno de nosotros para encontrar satisfacción y la salud en todas las edades.

2020-04-06T10:46:54+02:00

Leave A Comment