Haz tu propia y deliciosa mojama

Que necesitamos?

Un lomo de atún rojo de entre 1/2 y 1 kilo, que sea de forma regular, con el mismo grosos en sus extremos. Sal gorda.

Elaboración:

Mi padre me enseño este truco tan sencillo, en sus tres años como marinero de alta mar aprendió infinidad de recetas para conservar el pescado en sus travesías transatlánticas. ¡Aquí tenéis una de ellas!

Ponemos en un recipiente hondo y con tapa que se ajuste al tamaño del atún un lecho de sal. Colocamos la pieza de atún encima y cubrimos con más sal. Da igual el grosor de la capa de sal, como de 1 cm ya vale, pero el atún debe quedar bien cubierto por todas partes.

Tapamos el recipiente y dejamos en la nevera entre 36 y 48 horas, depende del grosor de la pieza. (también podemos especiar la sal con hierbas aromáticas o ralladura de limón.

Al sacarlo de la nevera lo ponemos debajo del grifo para eliminar bien toda la sal. Después lo secamos con un paño limpio o con papel de cocina para eliminar todos los restos de agua.

Lo volvemos a poner en un recipiente en la nevera envuelto en una gasa limpia o en papel de cocina. Tiene que ‘respirar’ al fresco para ir oreándose y secándose. Si vives en un sitio frío o es invierno lo puedes dejar al aire fresco, pero para asegurarte, es mejor la nevera.

Lo puedes ir mirando a menudo a ver cómo va la cosa, pero a partir de una semana en el frigo le puedes ir cortando alguna lonchita fina. Puede estar hasta un mes así, depende de cómo te guste de curado.

Delicioso como snack o con aceite de oliva y almendras saladas.

2019-12-08T11:51:15+01:00

Leave A Comment