Pan integral con Semillas

Tengo que decir que esta rica receta me la ayudo a preparar mi mini pinche Rai Jr. Y quedo riquísimo para su bocata del cole. Me gusta hacer mi propio pan de masa madre, pero a veces no viene mal tener a mano una receta de emergencia, como la de este pan rápido  con semillas de chía, lino, calabaza, sésamo y avena. De estas recetas de pim pam pum

La fórmula se basa en los conocidos panes de soda, en los que la masa crece a partir de la reacción del bicarbonato sódico con un líquido, normalmente leche, buttermilk, yogur o nata agria. Solo hay que mezclar todos los ingredientes hasta tener una masa pegajosa, poner en un molde y hornear directamente, por lo que es perfecto para preparar en cualquier momento. Con una buena mezcla de semillas enriquecemos nutricionalmente el pan, dándole mucho más sabor y textura.

Ingredientes:

  • 350gr Harina integral
  • 175gr Harina de trigo
  • 20gr Copos de avena
  • 5gr Semillas de lino
  • 5gr Semillas de chía
  • 5gr Semillas de sésamo
  • 30gr Pipas de calabaza
  • 10gr Melaza o miel de caña (o sirope o miel)
  • 5gr Bicarbonato sódico
  • 5gr Sal
  • 250gr Yogur natural de soja
  • 250gr Leche de almendras u otra bebida vegetal

Preparación:

Para que las semillas estén tiernas, podemos dejarlas a remojo en agua durante un par de horas, pero no es un paso necesario, yo lo recomiendo si el pan lo van a comer niños. Precalentar el horno a 200ºC y preparar un molde rectangular de tipo plumcake, engrasándolo y espolvoreándolo con harina o cubriéndolo con papel sulfurizado.

En un bol grande mezclar las harinas con el bicarbonato, la sal, la avena y todas las semillas, mezclando bien. Formar un hueco en el centro. En otro bol batir el yogur con la bebida vegetal y la melaza, y echar sobre los ingredientes secos. Empezar a mezclar y agregar un poco más de líquido si fuera necesario. Hay que obtener una masa húmeda y pegajosa, como gachas de avena espesas.

Verter en el molde, igualando la superficie con el dorso de una cuchara, y añadir más semillas al gusto, presionando ligeramente. Hornear a media altura durante unos 45-50 minutos, hasta que se haya dorado bien por encima. Sacar con cuidado del molde en caliente usando unas manoplas y golpear en la base: debe sonar hueco. Dejar enfriar sobre una rejilla.

2020-02-03T11:52:06+01:00

Leave A Comment