¿Sabes lo que es una airbike?

Las bicis de aire, son fáciles de reconocer, su enorme “rueda” delantera con un ventilador las hace únicas en su especie, precisamente esas aspas son las que generan la fuerza contraria a nuestro pedaleo, siendo más intensa cuanto más fuerte pedaleamos, es decir cuanta más resistencia, más esfuerzo realizamos y mas intenso es nuestro entrenamiento.  

Por esta razón es una herramienta indispensable en entrenamientos metabólicos, fatigará tu cuerpo de forma profunda en muy poco tiempo, de hecho la relación y proporcionalidad entre tiempo invertido en entrenar con la Air Bike y los beneficios obtenidos, hace que sea la mejor entre las opciones. Es una bicicleta que trabaja tren superior e inferior, ya que sus agarres para las manos le dan una semejanza a una elíptica o remo, pero sus pedales la hacen parecerse a una bici estática, sin embargo la fatiga que provoca es la misma que irte a correr por montaña una hora. Combinando elementos de resistencia a base de aire, lo que hace que esta se ajuste en función de la potencia utilizada por cada atleta. Esta combinación permite ejercitar simultáneamente la parte superior e inferior del cuerpo a través de un mecanismo de resistencia isocinético. Al igual que el remo, son máquinas que hacen un trabajo fullbody, posiblemente es lo que más la diferencia del resto de máquinas. De esta manera, conseguimos un excelente trabajo cardiovascular a través de la aplicación de la correcta potencia y coordinación, trabajando tanto el tren superior como inferior.

Sus increíbles beneficios se enfocan especialmente en entrenamientos HIIT períodos cortos a alta intensidad en conjunción con descansos activos cortos. Sin embargo también se puede incluir en entrenamientos combinados, siendo un método para aumentar la resistencia y de acondicionamiento muy útil y eficaz.  En mi opinión es la máquina de cardio que más kcal te puede hacer quemar por minuto y la que va a hacer mutar a tu cuerpo con mayor facilidad, reduciendo grasa, aumentando masa magra por su resistencia y mejorando el aspecto y complexión física. Conseguirá que el metabolismo se dispare, y en consecuencia, mayor consumo de calorías, la diferencia con una bicicleta normal es muy notable en este sentido.

“Este estudio comparó las calorías quemadas durante 30 minutos de HIIT, entrenamiento con pesas, carrera y ciclismo de carretera. Los investigadores encontraron que  con  el HIIT se quemaba entre un 25-30% más calorías que el resto. En este estudio, una repetición HIIT consistió en 20″ a esfuerzo máximo, seguido de 40″ de descanso.

Esto significa que los participantes solo estaban haciendo ejercicio durante 1/3 del tiempo que mantenían el movimiento el resto”.

Estudio: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25162652

Se adapta perfectamente a la condición física de cada persona, no es necesario ser un atleta ni tener una técnica perfecta para usar esta bicicleta. Cierto es que los entrenos cortos e intensos son ideales pero también se pueden hacer sesiones más largas a baja intensidad.

La recomiendo incluso a personas que necesiten rehabilitación deportiva, ya que es un movimiento sin impacto. Recordemos que los entrenamientos HIIT son los mejores para estimular la secreción de la hormona de crecimiento, esto no solo es sinónimo de crecimiento muscular sino de regeneración celular, es decir, mejora lesiones y retrasa el envejecimiento y mejoran el sistema inmune. En personas con lesiones o piernas sarcopenicas (bajas en masa magra) esta bicicleta es ideal, de hecho se puede asemejar a los resultados que nos darían las sentadillas con altas cargas.

Como empiezo a usarla

En primer lugar es recomendable realizar la prueba de velocidad aeróbica máxima, un test físico que permite descubrir cuál es la capacidad máxima de esfuerzo en que una persona puede ejercitarse sin gripar por un problema respiratorio. Tienes que pedalear a un ritmo constante durante 5-6 minutos y una vez pasado el tiempo la pantalla reflejará el promedio de revoluciones por minuto.

Mejora la resistencia cardiovascular y la capacidad anaeróbica, es decir,  la capacidad de un músculo o grupo de músculos para mantener repetidas contracciones durante un período prolongado de tiempo. Sin embargo os daré un consejo, no os sobrepaséis o llegaréis al límite cardiaco y os será imposible acabar el entreno, igual que puede suceder con el ácido láctico. Sentiréis como vuestras piernas se endurecen y fatigan, la sensación es increíble pero la línea entre el top y la pájara es muy delgada.

Y nuestra resistencia aeróbica también se verá aumentada a nivel cardiovascular, es decir,  captaremos, procesaremos y liberaremos oxígeno de forma mucho más eficiente. Por esta razón el hecho de respirar correctamente durante el entrenamiento es muy importante, ya que es lo que nos ayuda a no llegar al límite de lactato.

Os comparto el conocido reto de ’60 seconds challenge’ consiste en un reto que se hace entre varios participantes cuyo objetivo es quemar el máximo número de calorías posibles en 60 segundos. Cuando te lo proponen piensas que puedes con eso y más, pero lo cierto es que cuanto más rápido pedaleas, más fuerza te pone la bicicleta y más cuesta pedalear. Tú pierdes el control y ella es quien te lo quita.

Si quieres superar el reto, atento a estos consejos.

Cómo superar el reto de los 60 segundos

Si estás acostumbrado a realizar entrenamientos interválicos de alta intensidad (HIIT), seguramente será mucho más fácil para ti superar esta prueba. Ya que tu sistema nervioso está acostumbrado a pasar de una frecuencia cardíaca moderada (50 – 60%) a una máxima (90%). La subida repentina de las pulsaciones puede ser un gran problema para los participantes del reto. Un buen ejemplo puede ser hacer un sprint durante 30 segundos. Posteriormente recupera con carrera continua durante 90 segundos y repetirlo de 4 a 6 veces. Lo ideal es que el entrenamiento HIIT no duré más de 15 – 20 minutos, habiendo calentando y estirado.

Siguiendo con esta recomendación, lo ideal es calentar antes de enfrentarse a un reto de los 60 segundos. Por ejemplo, un buen método de calentamiento puede ser pedalear (en una bici normal) unos 30 minutos, muy suave, con algunos cambios con poco desarrollo y frecuencia alta, tres o cuatro arrancadas de pie con desarrollo duro y 4-5 minutos a ritmo fuerte.

https://www.titaniumstrength.es/

2020-06-17T10:22:54+02:00

Leave A Comment